Después que sepas la razón jamás escribirás “AMEN” en una foto de alguien con cáncer en Facebook

La internet es uno de los mayores y más útiles inventos que ha creado la humanidad moderna. Esta herramienta se ha encargado de conectarnos con todo el mundo, acortando las distancias. Además, la internet cuenta con muchísimas aplicaciones que hacen nuestra vida más fácil.

Entre esas cosas, podemos mencionar los muchos procesos que ahora se pueden hacer con tan solo un click.

Por poner un ejemplo, mencionemos las transacciones bancarias. Anteriormente, para realizar un pago o una transferencia de fondos, tenías que esperar en una fila para ser atendido. Ahora, gracias a la internet, desde nuestra computadora o celular podemos realizar esos procesos. Además de eso, podemos pagar nuestras facturas de luz, cable, comprar artículos, montar negocios, etc.

Pero otra de las utilidades que no podía faltar es la de comunicarnos con las demás personas. Gracias a páginas de internet como Facebook, podemos mantenernos en contacto con seres queridos. Sin embargo, no todo es color de rosa con esta herramienta. Donde hay muchas personas, siempre se pueden hallar varias con malas intenciones. Especialmente en las redes sociales podemos encontrarnos con personas que comenten fraudes, secuestros y hasta robos de identidad.

El peligro de escribir “amen” en las publicaciones

En esta red social es usada por muchas personas a fin de promocionar su empresa o producto. Una técnica que utilizan para atraer a la gente para que los vea son publicaciones de tragedias. Una comúnmente usada es la de una persona enferma que solicita un “amén” para recuperarse. Pero, aunque el autor no tenga malas intenciones, otras personas sí.

Este tipo de publicaciones ofrece la posibilidad de recaudar una gran cantidad de datos personales. Cuando comentamos en ella, dejamos nuestro nombre, dirección, historial académico y hasta quienes son nuestros familiares. Por eso, muchos malhechores suelen buscar en estas publicaciones a fin de escoger a su siguiente víctima.

Quizás usted tenga las mejores intenciones cuando escribe “amen” en dichas publicaciones. Sin embargo, debe recordar que con un simple comentario no puede sanar a nadie. Además, debe considerar el peligro al que se expone usted y su familia al comentar en dicha publicación. Recuerde que la buena intención no se mide por la cantidad de likes y amen que escribamos. Más bien, se mide por la bondad que mostremos a quienes nos rodean.

Vea también: La peligrosa moda que hay en Facebook y que policía ALERTO, pero esta madre lo supo tarde

No permitas que otros se expongan a este peligro en las redes sociales. Adviérteles de él compartiendo con ellos este artículo. De esa forma, también te estarás protegiendo a ti mismo, pues cuando ellos hacen esto, también te exponen.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”