Fue golpeado hasta casi morir por su padre y 70 años después descubrió algo impresionante

La vida es solo para los valientes, aunque encontremos muchos obstáculos, debemos seguir adelante. Dicha frase es muy cierta para todas las personas, sin importar su raza, nacionalidad ni otros factores. Sin embargo, no todos son capaces de hacerle frente a los problemas y se echan a morir.

Por el contrario, hay personas como Norman, que son capaces de hacer cosas impresionantes a fin de lograr sus sueños a pesar de las dificultades.

Ese es el caso de Norman Malone, un anciano de 78 años de edad residente en Chicago, EEUU. A la edad de 5 años, descubrió que su pasión era tocar el piano. Con solo 10 años, ya tocaba muy bien este instrumento, pero que quería llegar más lejos. No obstante, una noche, todos sus sueños se fueron a pique por la experiencia que vivió.

Su padre era una persona muy violenta y solía pegarle a su esposa e hijos cuando llegaba a casa. Un dia, su madre le pidió que se mantuviera despierto tarde en la noche para que le avisara cuando llegara su padre. Sin embargo, por su corta edad, el niño no aguantó el sueño y se quedó dormido. Después de eso, solo recuerda estar junto a sus hermanos en una camilla del hospital. Su padre los había golpeado con un martillo y los había dejado tirados en el suelo.

El mayor obstáculo de su vida

Como consecuencia, Norman perdió la movilidad en el lado derecho de su cuerpo. Aunque pasó años en terapias de recuperación, no volvió a conseguir la misma movilidad que antes. Pero este no fue un obstáculo muy grande para este soñador. Un día, descubrió que existían partituras para tocarse con la mano izquierda. De modo que Norman tomó su piano y volvió a practicar estas difíciles canciones.

Por 30 años Norman trabajó como director coral, pero nadie sabía de su talento, pues tocaba en la privacidad de su hogar. Sin embargo, un vecino solía escuchar en las tardes una suave melodía de piano. Cuando se enteró que venían de la casa de Norman, llamo a los reporteros y estos le prepararon un concierto.

Vea también: De nuevo Keanu Reeves ha dejado al mundo impactado con un mensaje fuerte que te hará reflexionar

A la edad de 78 años Norman dio su primer concierto en un salón repleto de personas. Inmediatamente empezó a tocar, todos quedaron maravillados por la rica melodía que escuchaban. Al finalizar, todos le dieron un largo y extendido aplauso como se merecía por su gran talento.

Casi 70 años después, este fabuloso pianista logro cumplir sus sueños de hacerse músico profesional. De esa forma, demostró que no hay obstáculos tan grandes que no podamos superar. Como su propio hijo dice: “Si amas algo, encontrarás la manera de hacerlo. Aunque termines sin aliento, encontrarás una forma.” Basta con mirar la cara de satisfacción que Norman, en sus casi 80 años tiene al lograr su objetivo. En el siguiente video podrás conocer más detalles de su historia.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”