Harvard confirmo que, si tus niños ven a PEPPA le causara los siguientes problemas reales. OJO

Peppa pig o Peppa la cerdita es uno de los programas infantiles más famosos a nivel mundial. Estos dibujos animados tratan sobre la vida de una cerdita que entretiene a millones de niños. Desde su lanzamiento en el 2004, estas caricaturas han logrado hacerse un buen puesto en los primeros lugares en la lista de rating de los programas televisivos de todo el mundo.

Sin embargo, no todo es color de rosa con estos cerditos. Para el año 2012, la universidad de Harvard -la más prestigiosa de todo el mundo- realizo una profunda investigación. Su objetivo era entender los efectos positivos o negativos que dichas caricaturas causan en los niños. Las conclusiones a las que se llegaron no son para nada favorables.

De acuerdo con los resultados, 120 minutos viendo estos dibujos animados generan problemas de comportamiento. Según el psicólogo Marc Wildemberg, estos promueven el desarrollo de problemas de adaptación social y de comportamiento. Además, incita a pensar que todos debemos ser iguales teniendo los mismos gustos, deseos, habilidades y necesidades.

Peppa refleja actitudes de superioridad en exageración

Su protagonista –Peppa- tiene el síndrome de superioridad, no acepta opiniones ajenas. Asimismo, sus ideas deben destacar siempre; lo opuesto es totalmente inaceptable. Puesto que los niños no razonan sobre lo que esta bien o mal, desarrollan este mismo patrón creyendo que es un comportamiento aceptable.

De hecho, los niños que ya han crecido y vieron este programa infantil, son más inseguros, según la investigación. También, suelen tener más dificultad para relacionarse con los demás y resolver problemas cotidianos. Todo ello es resultado de lo que aprendieron viendo la serie animada de Peppa.

Vea también: Después que sepas la razón jamás escribirás “AMEN” en una foto de alguien con cáncer en Facebook

Los resultados de esta investigación afectan gravemente la popularidad de estos dibujos animados. Es por esa razón que los creadores de Peppa han tratado de ocultarla todo este tiempo. No obstante, gracias a la internet, hoy podemos conocer estos detalles que ponen en peligro la salud mental de nuestros hijos.

Muchos opinan que, mientras entretengan a sus hijos, no hay ningún problema con que lo sigan viento. Por el contrario, otros afirman haber notado cierto nivel de rebeldía y actitud grosera en este personaje. Y usted, ¿qué opina? ¿son inofensivos estos dibujos animados o deberíamos evitar que nuestros hijos lo vieran? Compártenos tu opinión en los comentarios y no olvides compartir este artículo en tus redes sociales.