Pocos padres como estos en el mundo, trajeron a la vida el animal de peluche que su hija quería para navidad

Al igual que tú, yo también tuve un osito teddy, su nombre era Buddy. En las noches más oscuras y tenebrosas, él siempre estuvo conmigo apoyándome. En mi niñez, llegue incluso a sufrir de ansiedad por separarme de mi osito de juguete.

Éramos muy buenos amigos, teníamos largas conversaciones sobre nuestra vida y como permaneceríamos juntos. Pero jamás pensé que nuestra promesa se transformaría en lo que ten contaré más adelante.

Seguro que tú también tenías un juguete que era como tu mejor amigo en tu infancia. De hecho, un estudio en los EEUU e Inglaterra revela que el 60-70% de los niños tienen un lazo emocional con ellos. Entre los objetos que lideran la lista están las mantas o los juguetes de peluche. Dichos estudios demuestran que tales objetos le proporcionan un sentimiento de seguridad a los niños. Además, por su gran imaginación, no es rato que les den rasgos humanos a estos objetos.

Un deseo se hace realidad

Eso fue lo que también le paso a una tierna niña llamada Daisy. Para antes de navidad, la niña había escrito una carta y se la había mostrado a sus padres. En ella, pedía que su peluche, Luna, se convirtiera en una cachorrita de verdad. Llegada la navidad, la niña puso la carta bajo el árbol y se acostó a dormir.

Sus padres al leer la carta quedaron conmovidos, por lo que se dieron la tarea de hacer ese deseo una realidad. Durante semanas buscaron a Luna con rasgos parecidos a los del peluche hasta que la hallaron y adoptaron.

Vea también: Estos dos adolescentes hicieron algo que le salvo la vida a una pequeña vecina secuestrada

La niña, al ver su regalo, no para de llorar de la emoción. Su madre le dice “¿sabes cuantas semanas hemos planeado esto? Muchas semanas. Ha sido el secreto más grande del mundo.” En el video que te dejaremos más abajo podrás ver con tus propios ojos la emoción de la niña. Si crees que es una linda historia, compártela en las redes sociales.