Su madre jamás pensó que este anciano le diría esto a su hija, cuando la niña lo llamo VIEJO

Los niños siempre nos sorprenden con sus ocurrencias. En el momento menos esperado, hacen o dicen cosas que nos hacen reír y algunas hasta puedan hacernos quedar avergonzados. Sin embargo, sabemos que no lo hacen con malas intenciones. Los niños son muy honestos y dicen lo que piensan sin tener presente lo que los demás sentirán.

A pesar de lo anterior, nadie puede negar que los niños están cargados de positivismo y nos pueden dar esperanzas. Sin importar cuán difícil sea una situación, para ellos no hay formas de dejarse vencer. Ese fue el caso de una niña con solo 4 años que, con su gran corazón y buena actitud, ayudo a un anciano. Desde ese momento, su vida no volvió a ser igual.

photo1

La niña de la que estamos hablando lleva por nombre Norah. Ella siente un especial cariño por las personas mayores y le gusta pasar tiempo con ellos. Su madre, Tara Wood es una famosa escritora que comparte sus aventuras a través de su página en Facebook.

Cierto día, Norah le dijo a su madre que sentía mucho cariño por las personas mayores. Resalto su agrado a la piel suave que poseen y sus lentos movimientos. Además, afirmó que, ya que estaban viviendo sus últimos días, siempre los amaría.

El día de su cumpleaños, la señora Wood paso a recogerla por la escuela, para ir a la tienda. Allí estaban comprando los artículos para preparar la fiesta. Mientras su madre estaba distraída haciendo la compra, nota que Norah saluda a un anciano.

norah2

La niña le dice: “Hola persona vieja, hoy es mi cumpleaños”.

Al escucharla, su madre sintió mucha vergüenza, por lo que pensó en disculparse con el señor y salir de la tienda. Para su sorpresa, la actitud del caballero fue muy distinta a la que ella se había imaginado.

“Hola pequeña dama ¿Cuántos años estas cumpliendo?” dijo el señor.

Norah respondió con los dedos (aunque no correctamente) y ambos se quedaron hablando por un ratito. Luego, cada uno siguió haciendo su compra. Más adelante, se volvieron a encontrar en otro pasillo y la señora Wood le pidió tomarse una fotografía con su hija. El caballero quedo pasmado, pues le costaba creer que una niña quisiera fotografiarse con él.

norah3

La señora Wood le preguntó su nombre y el respondió “Dan”. Se tomaron la fotografía y luego ella decidió contar su historia en Facebook. Luego de colgar su experiencia en la famosa red social, Tara recibió un mensaje de alguien que conocía al señor. En este le decían que el señor Dan atravesaba por momentos muy difíciles. Su esposa había muerto hace poco tiempo, por lo se sentía muy triste.

Esta mujer le aseguro que el corazón de Dan había sido tocado por esa niña. Emocionada, Tara le respondió pidiéndole el número telefónico del señor y lo llamó. En la conversación, dijo que ella y su hija lo visitarían y él estuvo de acuerdo.

norah4

Antes de su visita, el señor Dan compre creyones y papel para guardárselo a Norah. Cuando llegaron, él le pidió que dibujara algo para colgarlo en la puerta de su refrigerador. La niña estaba muy emocionada. Al despedirse, Dan corto una flor de su jardín y se la regalo a Norah, flor que todavía guarda debajo de su almohada.

norah5

A partir de ese día, la señora Wood y su hija visitan todas las semanas al señor Dan. Así sea para solo saludarle, pero no dejan de pasar por su casa. el señor Dan está muy agradecido por la atención de esta familia. El afirma que desde la muerte de su esposa no había podido conciliar el sueño. Pero el cariño de Norah lo había ayudado mucho. Desde aquel entonces se siente mucho mejor.

norah6 norah7

La señora Wood asegura haberlo adoptado como parte de su familia y lo invita a todas las celebraciones. El ya nunca más estará solo, cuenta con el apoyo de esta familia para lo que necesite. Todo esto sucedió gracias al gran corazón de aquella niña.

norah8 norah9

Y tú ¿Qué piensas de esta historia? ¿hubieras hecho lo mismo? Seguro que sí. Si esta historia te ha motivado, compártela con los demás en tus redes sociales. Quizás motive a otras personas a ser más amorosas y consideradas con los demás.